lunes, 11 de julio de 2016

Mitos anarquistas

Mitos anarquistas


Había un hombre que tenía una doctrina.
Una doctrina que guardaba en el pecho […].
Y la doctrina creció […] y tuvo que llevarla a
una casa muy grande. Entonces nació el templo.
Y el templo creció y se comió al hombre [...]”.
León Felipe.


En el anarquismo perviven algunos mitos a los que los propios anarquistas prefieren no enfrentarse. Ideas estanco, herméticas, en las que no se quiere profundizar. 

Una de ellas es reducir la finalidad del anarquismo meramente al antiestatismo y al anticapitalismo. Yo creo que nuestros objetivos deben ser mucho más amplios. 

Sí, ciertamente son las dos formas represivas de control social, político y económico más sofisticadas. Redundaría inútilmente si me pusiera a enumerar ahora todas las atrocidades que se desprenden de uno y otro elemento. Sin embargo, hemos de entender que no son creaciones divinas, ni artefactos ideados por una raza de gigantes malvados anteriores a nosotros. Son inventos cruda y terriblemente humanos, creados por humanos para controlar humanos.

Desmontarlos supone entender su naturaleza y ver qué los mantiene, y qué sobreviviría de ellos en nosotros si desaparecieran. Por eso, en una época en la que varias tendencias anarquistas afirman oponerse al Estado o al gobierno pero no a la autoridad o al liderazgo de unos sobre otros y en la que se reclama el concepto "poder" como algo positivo, yo necesito afirmar mi concepción de la anarquía, que más allá de limitarse a querer sólo derribar Estado y Capital pone en la picota el propio principio de autoridad.

viernes, 24 de junio de 2016

Entrevista en Lucha Libre (Radio Topo)

Esta es la entrevista que el pasado marzo (2016) las compañeras de ASSI le realizaron a unos de nuestros compas para su programa "Lucha Libre" de Radio Topo. La entrevista se centra en la situación de entonces de "La Esperanza" (ante el inminente desalojo) y la actividad en vivienda de la FAGC y sus nuevos protocolos de realojo:



lunes, 13 de junio de 2016

Verano en "La Esperanza"

Sin medios, sin dinero, pero también sin tiempo ni ganas para lamentarse. Los vecinos cuidan sus zonas comunes, los niños disfrutan, juegan y se refrescan, y la vida sigue de espaldas a la amenaza de desahucio. 

jueves, 9 de junio de 2016

El testimonio de un realojado

Buenas, voy a contaros un poco la que fue nuestra situación sin entrar en muchos detalles e intentando acortarla lo más posible, que no fue ni menos, ni más dramática que la de miles de familias que por desgracia pasan un bache en su vida y un día se encuentran "viviendo" en la calle. Por circustancias de desempleo y al no percibir ninguna ayuda, fuimos dando tumbos por muchos sitios, en uno de esos acabamos en Guía. Al no encontrar ninguna casa no tuvimos otra opción que entrar a vivir en una obra abandonada, donde tuvimos que sobrevivir entre los excrementos de las palomas, suciedad y gente que entraba a consumir y a otras muchas cosas mas. Cerré como pude la "vivienda" por llamarla de alguna manera, para que mi mujer estuviera un poco más a salvo. Pasabamos frío por las noches, al principio nos dabamos calor pegándonos el uno al otro encima de unos palés que nos hacían de cama, hasta que conseguimos mantas. Un lujo vamos. Hacíamos la comida en un bidón vacío de pintura. Allí eramos los únicos que vivíamos. Hicimos lo que pudimos para que eso se pareciera lo más posible a un hogar. Como opinión personal creo que un hogar lo crean las personas no el techo donde vivas.

Reciclando agua de lluvia en "La Esperanza"

lunes, 6 de junio de 2016

Con el Banc Expropiat

                                      Una vecina de Gràcia explica perfectamente la realidad del desalojo


En nuestros viajes por el Estado hemos detectado mucho inmovilismo, retórica y ambientes donde se prioriza la teoría a la acción. Lugares llenos de infraestructura (bibliotecas, ateneos, cafetas) pero con muy poca incidencia barrial. También hemos encontrado otros proyectos que no necesitan darse el nombre de libertarios para poner en práctica el apoyo mutuo, la acción directa y la autogestión más allá de la propaganda. Proyectos que nos han hecho creer que hay un nuevo movimiento libertario en este siglo XXI, un movimiento de gente que piensa, pero que ya no sólo piensa; actúa. Un movimiento de personas que no quieren tener contacto con las instituciones pero que sí quieren tenerlo con la gente que más sufre. Un movimiento que pone el trabajo por encima de las etiquetas. Uno de los colectivos con los que en este plano nos sentimos hermanados es el El Banc Expropiat, del barrio barcelonés de Gràcia. Contempla otra forma de okupar y de relacionarse con la gente de a pie, una forma que pasa por crear tejido barrial y solidario. Actúalmente, con la connivencia del Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau, los tribunales han hecho que el derecho a la propiedad privada prevalezca por encima de cualquier otra consideración y han entregado el local, manu militari y para que siga abandonado, al empresario que se lucró con la "crisis" y lo compró a precio de saldo: Bravo Solano. 

miércoles, 1 de junio de 2016

Obra de teatro infantil: La Asamblea de los Animales

La siguiente obra de teatro la escribió un vecino de "La Esperanza" para que la interpretaran los niños de la Comunidad como parte del programa de ocio de la Comisión de Talleres. Se terminó de escribir a comienzos del 2015 y fue interpretada en ese verano. La idea era entretener a los niños, y de ser posible hacerlo sin embrutecerlos y también sin adoctrinarlos, pero poniendo sobre el escenario actitudes y principios fácilmente identificables. Hay que tener en cuenta que está pensada para que la interpreten niñas y niños en su mayoría menores de 12 años, por lo cual es deliberadamente corta (4 páginas, con media docena de diálogos por personaje), para facilitar que los niños se la aprendieran. También por eso se intenta usar un lenguaje lo más llano y coloquial posible, con algunos guiños a la forma de expresarse de los niños y alguna broma interna.


La Asamblea de los Animales

Obra en un acto



Dramatis personae:


El león egoísta

La serpiente perezosa

El mono juerguista

El burro trabajador

La oveja conformista

La cabra sabia

El perro honesto

Público: distintos animales aplaudiendo o abucheando las decisiones de la asamblea

sábado, 14 de mayo de 2016

Actividades en "La Esperanza"

En "La Esperanza" las alternativas de ocio se las tienen que fabricar los propios vecinos. Para entretener a los niños se hacen talleres de manualidades, obritas de teatro o como en este caso una escala en hi-fi, con una merienda final comunitaria: 



viernes, 13 de mayo de 2016

Encuentro Libertario "La Apuesta Directa"

Los próximos días 20, 21 y 22 de mayo se celebrará en Madrid un encuentro de diversos colectivos antiautoritarios, promovido por "La Apuesta Directa". En su web pueden verse algunas de las distintas ponencias que se presentarán y los colectivos participantes.


martes, 10 de mayo de 2016

Antes y después

Cuando la FAGC ocupó los cuatro edificios que hoy componen la Comunidad "La Esperanza", las viviendas llevaban años abandonadas. El bloque 2 y el 4 se salvaron del pillaje y el desmantelamiento, pero el 1 y el 3 presentaban un aspecto lamentable: la mayoría de viviendas habían sido desenhebradas, se habían llevado ventanas y todos los perfiles de aluminio, tuberías, grifería, sanitarios, cerraduras, picaportes, y algunos destrozos que no tenían nada que ver con fines prácticos.

Hoy, el alcalde trata de ampararse en los derechos de la minoría de compradores que invirtieron en dichas viviendas, y no sólo omite que nuestra ocupación no conculca en nada sus derechos, pues ellos tienen una batalla legal con la promotora que es completamente independiente de que los pisos estén habitados; omite también, y quienes con él defienden dichas tesis, que de no haberse ocupado esos pisos estarían actualmente devastados por el abandono o el saqueo. Parece que según la sinrazón capitalista, que antepone la propiedad privada a cualquier otra consideración, era preferible que esos pisos siguieran vacíos, deteriorándose a merced de los elementos o del desvalijamiento, propio de tiempos de crisis, hambre y paro, antes que ser ocupados por familias sin recursos con menores y ancianos a su cargo.

Los vecinos han hecho un gran trabajo partiendo de la nada. Han arreglado sus casas, subsanado los destrozos, construído muebles con materiales reciclados (todos los poyos [encimeras] de las cocinas están elaborados por ellos mismos con maderas sacadas de palés y similares) e incluso han querido que sus hijos queden resguardados de cualquier penuria y han decorado sus habitaciones con diseños imaginativos y coloristas hechos a mano también por los propios vecinos.

Como una imagen vale más que cualquier cosa que podamos decir nos remitimos a las fotografías: